David Lynch por Abraham Nobody

Master, es un gran fumador, una tarde con Lynch resulta agotador; solamente Lynch puede, con esa fineza patibularia, expresar musicalmente atmósferas tan contundentes como en lo audiovisual y multimedia, Lynch es un innovador en estas técnicas, multifacético pero siempre Lynchiano, una cortés pesadilla, donde ser víctima de un asesinato o un romance en esa retorcida creación, no es nada en comparación con ser parte de ese delirio y verte despierto en un reflejo de la pantalla de televisión… ABRAHAM ПOBODЧ¬

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Abraham Nobody. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s